Como expertos en ascensores elevadores en Ciudad Real nos encargamos de la instalación de diferentes modelos en todo tipo de inmuebles. Hoy, en nuestra nueva entrada queremos precisamente detenernos en dos de esos modelos para ofrecerte una explicación más detallada y, sobre todo, las diferencias que hay entre ambos.

-Ascensores eléctricos: en este modelo, la cabina se une mediante cables de acero a un contrapeso. Este contrapeso circula por el mismo espacio pero en sentido contrario a la cabina. Los cables se mueven por una polea que tiene tallados en su flanco unos canales trapezoidales que producen su adherencia. La máquina está colocada en la parte más alta del hueco del ascensor.

-Ascensores hidráulicos: este modelo funciona por el impulso de un émbolo. Se le inyecta aceite a presión desde un depósito alojado en el armario de máquinas, por lo que no requiere un cuarto específico. El pistón puede empujar directamente la cabina o a través de una polea que circula por las mismas guías, depende del número de paradas y del recorrido del ascensor.

Mientras los ascensores eléctricos son más rápidos y confortables, los hidráulicos tienen una velocidad limitada. Sin embargo, mientras los hidráulicos resultan más económicos en su instalación, los eléctricos son más complejos y tienen unos repuestos caros.

No obstante, a la hora de elegir un modelo es necesario contar con el asesoramiento de un profesional especializado en la instalación de ascensores elevadores y en Ciudad Real puedes contar con nuestro equipo.

En Metsa Ciudad Real, S.L. nos encargaremos de instalarte el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.